El RCRA alega contra la pasarela del puerto que anulará su explanada y afectará gravemente a las actividades deportivas y portuarias de centenares de usuarios, socios o no socios del club.

-Las obras impedirán el desarrollo normal de la actividad de 1500 deportistas y principalmente la centenaria sección de remo.
-La pasarela impedirá las actividades portuarias y perjudica gravemente la actividad del trabajo en seco y la grúa, elementos de seguridad que dan servicio a la dársena interior.
-La anchura del canal resultante o las limitaciones ponen en riesgo la circulación de embarcaciones y la seguridad de los usuarios.
-El RCRA estudia alternativas urbanísticas que, a su vez, mejoren la estructuración del puerto en sus nuevas actividades.